Las también llamadas cintas métricas son un básico en cualquier taller de herrería.

Es una herramienta de medición tan simple y versátiles que es indispensable.

Los mecanismos de bloqueo y almacenamiento de la carcasa es lo que hacen la diferencia.

Los flexómetros, también llamados cintas métricas, han existido durante mucho tiempo, se trata de una cinta metálica enrollable alojada en una carcasa.

Los primeros flexómetros tenían carcasa de madera, son una de las herramientas de medición más simples y versátiles que benefician a múltiples oficios como la herrería.

Sin importar el avance de la tecnología, los flexómetros defienden su terreno frente al auge de los medidores láser.

La evolución de esta herramienta ha visto la introducción de notables mejoras que hacen el dispositivo cada vez más preciso, útil y seguro. 

Los modelos actuales incluyen componentes como ganchos para asegurar al cinturón, mecanismos de bloqueo dentro de la carcasa para facilitar el almacenamiento, así como robustos materiales plásticos que conforman la carcasa, haciéndola cada vez más duradera.

Al elegir correctamente el flexómetro para tu taller de herrería deberás tomar en cuenta sus principales características y atributos para decidir cual es el más adecuado para tu oficio.

Notas relacionadas:

Consejos para elegir la mejor sierra circular para tu taller de herrería

Mira cómo usar malla ciclónica para decorar el exterior de una construcción

Así fue la construcción naval del Titanic, la transición entre el acero y el hierro forjado

Recomendaciones para

elegir el mejor flexómetro

Según tus requerimientos, conviene tener en cuenta estas características si piensas en invertir en el mejor flexómetro para tu taller de herrería.

Hoja con recubrimiento de nylon o poliéster. Ayudan a reducir el desgaste de la hoja que tarde o temprano comienza a manifestarse mediante la oxidación y el descascarado. 

Además de contribuir con una buena resistencia a la abrasión y durabilidad, estos también brindan mayor reflectividad para mejorar las lecturas.

Carcasa construida en ABS: Ideales para el uso de alto impacto, y generalmente recubiertas con caucho termoplástico. 

Esta combinación otorga características ergonómicas y evita que la cinta se resbale fácilmente de la mano.

Además mejora la durabilidad del botón de bloqueo, que a diferencia de los de plástico de las cintas métricas convencionales, no se agrieta ni se rompe.

Tope magnético. Muchos flexómetros incluyen imanes en el tope que permiten fijarlos firmemente a objetos metálicos y así facilitar la medición cuando trabajas solo. 

La novedad ahora viene introducida por los topes con doble imán. Es decir que además de un imán en el extremo del tope hay otro debajo de este. 

Estas características son muy eficaces cuando el tope queda magnéticamente adherido a tuberías, perfiles, barras de refuerzo y conductos metálicos.

Capacidad autofrenante, de bloqueo automático. Una cinta métrica autofrenante tiene una hoja que se extiende manualmente sin presionar el botón, a diferencia de una cinta convencional, y se mantiene extendida a la longitud deseada gracias a un mecanismo por el cual una palanca bloquea automáticamente la hoja para que no se retraiga. 

Es decir, se bloquea a medida que se desenrolla. El botón únicamente se presiona cuando deseamos reducir la distancia a la que tenemos extendida la hoja, o bien para retraer totalmente la hoja dentro de la carcasa.

Ventajas del autofrenante del flexómetro: permite controlar la retracción de la cinta, lo que ayuda a prolongar la vida útil de la hoja; ahorra tiempo al momento de realizar las mediciones y las hace más precisas. 

Se tiene mayor autonomía al emplearla gracias a su mayor facilidad de manipulación. Una vez que tomes la medición, la hoja bloqueada se mantendrá firme en el lugar, permitiéndote anotar la longitud medida o efectuar las marcas deseadas sobre la superficie medida.

Conocer todas estas características te ayudará a elegir el mejor flexómetro para tu taller de herrería. 

Además podrás decidir sobre alguna que te durará muchos años, en lugar de adquirir una a la que te verás forzado a reemplazar al poco tiempo de uso.

Recibe nuestro newsletter