Esta mansión construida en 1939, y que es perfecto ejemplo de la arquitectura colonial y neoclasicista, es el segundo edificio más visitado de Estados Unidos después de la Casablanca. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 2006 y recibe cada año a 600.000 visitantes para tomar un tour para visitar los establos y los jardines donde el rey del rock n´ roll, Elvis Presley, una de las figuras musicales más importantes del mundo.  

Este personaje compró la mansión en 1957 a un matrimonio que la había llamado así en honor a su hija Grace. Hoy es conocida como Graceland y fue el refugio de Elvis desde sus 22 años hasta el día en que falleció (16 de agosto de 1977).  

Desde el momento en que el sitio fue adquirido sufrido numerosas reformas: se le añadieron dos plantas y un sótano conectados por cinco escaleras, ocho dormitorios y ocho baños, cocina, salón comedor, varias salas de ocio, un establo para caballos y un campo de tiro. 

También se le añadió una especie de jardín zen, llamado Jardín de la Meditación, un lugar al aire libre y tranquilo ideado por el arquitecto Bernard Grenadier, en el que el cantante y guitarrista pudiera pasear. Al final se convirtió en el cementerio familiar donde descansan sus restos y el de sus parientes cercanos. 

El recorrido por esta lujosa a la vez que excéntrica mansión, incluye estancias como el el comedor, el salón, la cocina, la Sala de la Jungla, la sala de billar, la habitación de sus padres, e incluso el despacho de su progenitor, Vernon Presley. 

Fotografías, estatuillas de premios, discos de oro, trajes y el uniforme del ejército de los Estados Unidos, que Elvis vistió cuando hizo el servicio militar, también se pueden ver. 

En Graceland, el cantante grabó sus últimos álbumes: From Elvis Presley Boulevard, Memphis, Tennessee (1976) y Moody Blue (1977). Es uno de los sitios de visita obligada no solo para los amantes de la música de Elvis, sino por todos los amantes de la arquitectura de interiores y exteriores.

También puedes leer:

5 películas de fantasía con una arquitectura sorprendente

Detalles a considerar de la herrería

Recibe nuestro newsletter