Toda obra arquitectónica nace de una idea o concepto previos que antes de convertirse en realidad tuvieron que plantearse y pensarse en el papel. De esa forma el arquitecto tuvo oportunidad de meditarlo, planearlo y concebir la mejor manera de llevarlo al terreno de lo material. Aquí te daremos cinco sugerencias sobre cómo plasmar tus conceptos creativos y la menor manera de aterrizarlos dependiendo de sus características.

Escribe tus ideas

La mejor manera de aterrizar y plasmar tus primeras ideas es por medio de la escritura: escribe todo lo que atraviese por tu mente. Ideas sueltas, completas; preguntas, afirmaciones, todo lo que atraviese por tu mente plásmalo sin miedo, siguiendo tus corazonadas. De esa manera se da la base de lo que mas tarde podría ser tu siguiente obra maestra. Carga contigo de manera permanente una libreta para que apuntes las ideas que de pronto tengas. 

Maqueta tus ideas 

Construye maquetas que te ayuden a plasmar una idea aproximada de tu concepto.  Hazlo de una manera muy libre, casi como si estuvieras improvisando o jugando. Construye basando tus ideas en el inconsciente. Las maquetas pueden funcionar como bosquejos de esa idea que ronda por tu mente y llevarte por caminos que no tenías concebido de manera previa. Por sus características, las maquetas son generalmente muy útiles para explicar tu diseño al hablar con las personas con las que vas a colaborar en algún proyecto. Tratar de explicar un concepto solo con dibujos no siempre funciona, por ello la maqueta puede ser un apoyo invaluable.

Dibuja

Así como la maqueta es una especie de bosquejo, los dibujos funcionan de la misma manera: ayudan a plasmar de manera visual una idea. Conforme vayas diagramando, el proceso de conceptos y observaciones será mucho más sencillo. Este proceso favorecerá definitivamente tu proceso de pensamiento y pondrá orden en tu mente.

Investiga 

Es bueno investigar si hay algo que se haya hecho de manera previa a tu idea. Si es así, analiza los errores y aciertos de ese antecedente. Eso te ayudará a evitar repetir los errores que ese otro concepto haya tenido en su momento. Tener un respaldo y un antecedente ese ayudará a mejorar en gran medida tu idea. 

También puedes leer:

Conoce a las mujeres que hoy mandan en la industria de la arquitectura

Todo lo que debes saber sobre las barras, cables, mallas de acero

Recibe nuestro newsletter