Como lo dice su nombre esta arquitectura se hace pensando en la salud y bienestar de sus habitantes. Para esto influye mucho la construcción, los materiales e incluso el diseño influye mucho.

Lo beneficios de estas estructuras son completamente para los inquilinos, pues reducen el estrés y logran una mejora en su bienestar personal. Además, ayuda al ecosistema y se realizan ahorros energéticos.

Estas son las características de los edificios saludables:

Para este se llegan a instalar barreras para proteger el espacio de amenazas externas, desde el aire contaminado hasta las emisiones de ruido fuerte. Entre sus fundamentos a considerar esta la calidad del aire y agua, la ventilación que proporciona, como aprovecha la luz natural, si protege y aísla del ruido.

Además la seguridad del inmueble es un factor importante, ya sea que este preparado para emergencias como incendios y temblores, que esté preparado para plagas y que sea capas de llenarse lo menos posible de polvo, incluso preparado para evitar humedad.

Normalmente estas estructuras suelen contar con materiales naturales como madera o piedra para los pavimentos, lanas naturales o corchos. Estos deben estar libre de sustancias tóxicas como formaldehídos o ftalatos.

¿Cómo puedo convertir mi hogar en una arquitectura saludable?

Repara cosas pequeñas como una rendija en la ventana, reemplaza un foco o reparar las manijas de las puertas, son parte de esta actividad para potenciar tu hogar y recibir mayores beneficios de el.

·Cerraduras Inteligentes: Las cerraduras inteligentes se han vuelto más comunes en los inmuebles y su funcionamiento facilita a los propietarios a controlar los accesos a sus inmuebles. 

·Cámaras de seguridad inalámbricas: El acceso a este tipo de cámaras es cada vez más económico y sencillo de instalar. Esta tecnología te permitirá ver qué es lo que sucede dentro del inmueble en cualquier momento desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

·Luces exteriores: Las visitas a una vivienda no siempre se realizan a plena luz del día. De esta manera, es importante que la casa o departamento cuente con buena iluminación en el exterior. Cuida que las luces exteriores funcionen correctamente para que la fachada esté muy bien iluminada.

·Jardinería: Sin importar en donde se encuentren las áreas verdes de la propiedad, no olvides de mantenerlo muy bien presentable. Pero además puedes colocar algunas plantas y flores (de interiores) dentro de la casa que la hagan más vistosa.

Recibe nuestro newsletter