La herrería es uno de los oficios más antiguos, incluso existe en la mitología.

Al dios del fuego se le representa trabajando la forja sobre su yunque.

Aprende un poco más sobre el proyector de los herreros, los artesanos y los escultores de metales.

Hefesto es el dios del fuego y la forja; conocido por ser el protector de los herreros, los artesanos, los escultores, los metales y la metalurgia.

En su taller fabricaba armas, escudos y otros objetos para los dioses y para los héroes. 

De su taller, Prometeo robó el fuego para dárselo a los hombres.

Fue el dios Hefesto quien creó la cadena con la que Prometeo fue encadenado a la cima del monte Cáucaso y con arcilla modeló a Pandora, la primera mujer.

Hijo de dioses del Olimpo

Era hijo de Hera, pero según unas versiones de la mitología su madre lo engendró sola.

La esposa de Zeus estaba celosa de que éste hubiera dado a luz a Atenea quien había brotado de su cabeza. 

Según otras versiones Zeus y Hera fueron los padres de Hefesto.

Físicamente Hefesto era feo y cojo. De acuerdo a la mitología, un día que Hera discutía con Zeus, a causa de Heracles, Hefesto intentó defender a su madre y Zeus lo agarró por un pie y lo arrojó del Olimpo. 

Hefesto cayó en la isla de Lemnos, quedando cojo para siempre.

Notas relacionadas:

Herrería artística: Cómo embellecer puertas, escaleras y rejas forjando el metal

CDMX: Su historia forjada con hierro desde tiempos de la Nueva España

Aquí puedes ofrecer y encontrar trabajo como herrero a destajo en México

El amor en la vida del

protector de los herreros

Su padre Zeus lo había casado con Afrodita. Hefesto estaba contentísimo de haberse casado con la diosa de la belleza y forjó para ella hermosas joyas, incluyendo un cinturón que la hacía irresistible para los hombres.


La hermosa Afrodita no amaba a aquel dios cojo y malhumorado y no tardó en rebelarse contra su matrimonio haciéndose amante de Ares, el dios de la guerra.


Un día, Apolo “el dios Sol que todo lo ve”, descubrió a los amantes Afrodita y Ares tendidos uno al lado de otro y fue a contárselo a Hefesto. Éste no dijo nada y preparó una red de plata irrompible e invisible en torno a la cama de su esposa. 

Cuando Afrodita se encontró otra vez con Ares la red atrapó a los dos amantes. 

Hefesto llamó a todos los dioses del Olimpo para que vieran el adulterio y así avergonzar a los amantes. 

Pero uno de los dioses comentó al ver la belleza de Afrodita que no le habría importado sentir tal vergüenza y fue Hefesto el avergonzado. Hefesto los liberó cuando prometieron terminar su romance pero ellos no mantuvieron su promesa.

A pesar de estar casado con Afrodita, Hefesto no tuvo hijos con ella.

Un dios trabajador para trabajadores

Hefesto, el protector de los herreros, era adorado en todos los centros industriales y manufactureros de Grecia, especialmente en Atenas, su capital.

Su equivalente aproximado en la mitología romana era Vulcano, en la japonesa Kagutsuchi, en la egipcia Ptah y en la hindú Agni. 

En el arte, se le representa viejo trabajando en la fragua con el yunque y el martillo y rodeado por sus ayudantes los Cíclopes.

Los escultores lo visualizan como un dios cojo, sudoroso, con la barba desaliñada y el pecho descubierto, enfocado en su trabajo.

La apariencia física de Hefesto indica arsenicosis, es decir, envenenamiento crónico por arsénico que provoca cáncer de piel. 

En la antigüedad, el arsénico se añadía al bronce para endurecerlo y la mayoría de los herreros de la Edad de Bronce habrían padecido esta enfermedad.

El creador del poder de los dioses

Hefesto fabricó muchos de los accesorios que lucían los dioses, y se le atribuye la forja de casi todos los objetos metálicos con poderes finamente trabajados que aparecen en la mitología griega.

El casco y las sandalias aladas de Hermes, la égida de Zeus, el famoso cinturón de Afrodita, la armadura de Aquiles, las castañuelas de bronce de Heracles, el carro de Helios, el hombro de Penélope, el arco y las flechas de Eros, el casco de invisibilidad de Hades, el collar que regaló a Harmonía y el cetro de Agamenón. 

También era el forjador de los rayos de Zeus.

Recibe nuestro newsletter