Cada hogar es particular. Tiene las necesidades y las comodidades de quienes lo habitan y, de alguna, manera, logra tener parte de su personalidad. Generalmente, una casa funcional es casi igual en todos lados: cuatro paredes, un techo, algunas ventanas, puertas y sistemas de electricidad, agua y gas. Con eso basta para vivir. Pero existen excentricidades que salen de nuestra entera comprensión, lugares que desde el momento en que los vemos sabemos que no queremos vivir ahí. Eso sí, dan muchas ganas de tomarles alguna foto, pues se trata de algunas de las construcciones más únicas y llamativas del planeta. Existen muchos lugares fuera de lo común que son mundialmente famosos por su estructura, el material del que están hechos o simplemente por su apariencia. Y aquí te presentamos cinco ejemplos de casas raras y fascinantes.

Casa Keret

Esta casa se conoce como la más angosta del mundo: mide sólo 1.20 metros de ancho. Se encuentra ubicada en el espacio que hay entre dos edificios y es producto de la imaginación del arquitecto polaco Jakub Szczesny.

Palacio de las burbujas

La residencia de verano del diseñador de modas Pierre Cardin, es una maravilla arquitectónica hecha para el lujo y la diversión. Se ubica en las afueras de Cannes, Francia y fue creada por el arquitecto Antti Lovag. Su aspecto lleno de curvas da origen a su nombre. Cuenta con 10 habitaciones y un puñado de jardines, piscinas y cascadas.

Casa al revés

Con sólo buscar “casa al revés” en Google, encontrarás varios ejemplos. Sus características responden literalmente a lo que imaginas: es como si un gigante tomara una casa normal y la pusiera de cabeza. Una de las más famosas es la diseñada por Daniel Czapiewski y se ubica en Polonia.

Casa de acero

Se dice que el escultor Robert Bruno tardó 34 años en terminar esta casa, ubicada en Texas. Con un peso de 110 toneladas, esta estructura llamativa hecha de puro acero, es hoy una obra de arte fotografiada por muchos turistas. Bruno sólo vivió ocho meses en ella, pues murió poco después.

Casa de piedra

Esta casa del pueblo de las Montañas Fafe en Portugal, está construida con cuatro enormes rocas. Por dentro es como una casa cualquiera con todas las comodidades y también cuenta con una piscina, pero su aspecto exterior es muy impactante y parece sacado de un cuento de hadas o un capítulo de “Los Picapiedra”.

Recibe nuestro newsletter