Si conoces el oficio de herrero puedes auto emplearte con trabajos sencillos y simples.

Las herramientas para un taller de herrería en conjunto no son tan costosas.

Para emprender un proyecto de taller de herrería estos son los básicos.

El oficio de herrero tiene gran demanda, pues la herrería está presente en casi todas las construcciones existentes, sin importar el tamaño de ésta.

Puertas, balcones, barandales, rejas, ventanas, mobiliario son fabricados con hierro debido a su durabilidad y bajo costo de mantenimiento. 

Notas relacionadas:

Conoce las Normas en México para trabajar la herrería

Herrería artística: Cómo embellecer puertas, escaleras y rejas forjando el metal

Aquí puedes ofrecer y encontrar trabajo como herrero a destajo en México

Básicos para un taller de herrería

Estas son las herramientas esenciales que no deben faltar en ningún taller de herrería. 

Para emprender como herrero necesitarás desde equipos de seguridad hasta herramientas básicas y accesorios esenciales.

Tronzadora. Un buen taller de herrería necesita picar, cortar o separar los perfiles, tubos y barras con los que luego se harán los trabajos. 

La tronzadora que necesitas debe ser fuerte, robusta, de buena marca que te de respaldo tanto de servicio técnico como de repuestos, y que sea de régimen de trabajo alto, lo recomendable es una industrial.

Máquina de soldar. Debes comprar una que sea rendidora, de buena marca, robusta y de un régimen de trabajo alto. 

Una buena máquina de soldar debe ser capaz de permitirte trabajar varios tipos de soldadura. 

Yunque. Debe ser grande, resistente que te dure para siempre.

Fragua. Lo recomendable es que sea grande, cómoda de uso y con todos sus implementos de seguridad.

Taladro de columna. Sus perforaciones deben ser precisas, seguras y que la herramienta no sufra daño. No es necesario que sea tan grande pero sí que esté fijo en un área solo para él.

Mesas de trabajo. Elige una donde puedas apoyarte y sujetar tus trabajos. Deberás fijarla al piso, o ser lo suficientemente pesada para que no se mueva cuando realices los trabajos. También debe tener espacio disponible para agregar un tornillo de sujeción o prensa de trabajo. 

Prensa de banco. Compra una que sea fuerte, de tamaño mediano o grande, y que puedas asegurar en el banco. Si la puedes fijar mucho mejor.

Delantal de cuero. Debe ser cómodo de llevar, de cuero resistente y muy duradero.

Careta con oscurecimiento automático. No tenerlo te impedirá realizar trabajos de soldadura.  Un casco con atenuación automática opacará la lente solo cuando detecte una luz brillante. 

Guantes para soldar. Busca modelos especializados, ideales para el tipo de soldadura eléctrica común en la herrería. Deben ser largos, que te protejan las manos y los antebrazos. De material fuerte y grueso, preferiblemente cuero.

Gafas de seguridad. Elige unas que sean cómodas y te protejan los ojos de las esquirlas y virutas. Lo recomendable es comprarlos al por mayor, ya que son muy usados y se dañan seguido en talleres de herrería.

Esmeril portátil. Debes comprarlo de buena marca, para nivel profesional, y si está en tus posibilidades tener uno de respaldo. Los accesorios que usan estas herramientas están estandarizados.

Sargentos. Tener una variedad de éstos te ahorrará mucha frustración. Poder asegurar tu pieza de trabajo en una mesa es extremadamente importante, y estas abrazaderas son perfectas para eso. 

Juego de alicates para soldar. Algunas marcas que presentan kits de alicates de estos, con diferentes diseños para trabajos varios.

Para empezar lo recomendable es que tengas al menos tres de éstos. Si es posible un kit con varias formas de abrazaderas.

Caballetes. También llamados burros de apoyo deben ser robustos, que puedan aguantar peso y el uso en el taller. El tamaño puede ser variable, pero lo ideal es que te sientas cómodo al realizar la actividad.

Taladro portátil. Puede ser inalámbrico o no, lo importante es que sea portátil, que lo puedas usar en cualquier parte de tu taller. 

Cinta métrica. Compra cintas métricas que sean fáciles de leer, si es posible con las dos escalas mas comunes, la métrica y la escala imperial, que sean robustas en su diseño, con botón de parada y retracción automática.

Con estas herramientas básicaste aseguramos que puedes empezar tus trabajos en tu taller de herrería.

No olvides considerar el espacio físico de tu taller así como los consumibles. Aquí puedes encontrar material para tus trabajos de herrería. 

Recibe nuestro newsletter