Si eres de los que aprecia la belleza de las construcciones y la armonía de cada uno de sus detalles, entonces debes conocer las habilidades que un arquitecto debe poseer antes de lanzarte a la aventura de estudiar esta apasionante carrera. La arquitectura es una de las áreas que requieren mayor especialización debido a la complejidad de las obras físicas que lleva a cabo el profesional que se dedica a ello. 

No es una tarea sencilla, ya que requiere una atenta atención a los detalles y una capacidad de ser multitarea para resolver diversos problemas, pero la satisfacción al ver los resultados finales y un edificio icónico alzado en todo su esplendor es una de las sensaciones más hermosas que se puedan experimentar. Conoce entonces lo que debes poseer para ser un buen arquitecto.

Conocimientos de física y matemáticas

Son la base de casi todo su trabajo, ya que ambas facetas le permitirán llevar a cabo obras con las medidas adecuadas y las proporciones exactas para que una estructura sea capaz de resistir el paso del tiempo.

Amor por la estética

Es vital que ames la belleza de los detalles para que las obras que concibas sean armónicas, llenas de buen gusto e inspiradoras. Debes conocer sobre diversas corrientes de la creación humana como la pintura, la escultura y más para que sepas juntar todas ellas en una sola creación que sea capaz de arrancar suspiros a las personas que las vean.

Capacidad de trabajo en equipo

Quizás los planos los hagas tú solo en la intimidad de tu estudio, pero en el momento de la ejecución deberás tener una capacidad muy alta para trabajar en equipo. El número de personas con las que un arquitecto debe trabajar para llevar a cabo sus proyectos son muchas, ya que se requiere de un equipo multidisciplinario para llevar a buen puerto obras de gran magnitud. 

Creatividad

Por supuesto es el centro de todo. Sin inspiración y creatividad, las ideas no pueden venir por sí solas. Es por ello que además de estar preparándote de manera constante a lo largo de tu carrera también debes estar al tanto de las vanguardias artísticas para que encuentres en ellas razones de crear conceptos novedosos.

Pasión por el dibujo

Saber dibujar es otra de las grandes cualidades que debe tener un arquitecto, sobre todo el dibujo geométrico para saber definir bien los espacio de una obra. Todo inicia a partir de una idea en un boceto que luego se plasmará en planos y por último en una obra monumental que sería recordada para la posteridad.

Deseo de mejorar la calidad de vida de las personas

Un arquitecto puede contribuir al bienestar de miles de personas al crear una casa o un edifico que ofrezca no solo la capacidad de cubrir la vida esencial de un grupo de personas sino de elevar su validad de vida y hacerlos sentir protegido con una obra que por muy grande o pequeña que sea puede resultar monumental.

Recibe nuestro newsletter