En el siglo XII surgieron los primeros altos hornos y se expandió el oficio del herrero.

El acero es la materia prima en la actualidad para los herreros y la herrería artística.

La herrería ofrece protección a los inmuebles con un toque de arte en cada pieza.

Se desconoce la fecha exacta para ubicar en las generaciones del tiempo el desarrollo de la herrería artística, pero puede ubicarse  en la necesidad del hombre por fabricar utensilios para protegerse y aun defenderse, tanto de las inclemencias del tiempo, así como del ataque de sus enemigos o animales salvajes. 

Al descubrir el fuego, el hombre comenzó su desarrollo en todas las áreas de su vida, pero transcurren cientos de miles de años antes de que se llegue a dominar el fuego, para pasar de la simple piedra tallada a la laminilla de pedernal.  

Varios milenios después, llega lo que hoy conocemos como metalurgia y es entonces cuando la herrería como tal empieza su desarrollo.

Notas destacadas:

Herrería artística: Cómo embellecer puertas, escaleras y rejas forjando el metal

Consigue un estilo colonial usando hierro forjado en tus proyectos

Todo lo que tienes que saber sobre la herrería y qué hace un herrero

Los Monjes Cartujos de los Alpes mejoraron los procedimientos de reducción de los minerales de hierro y, en el siglo XIII, aparecieron los primeros altos hornos. A partir del renacimiento surgieron numerosas forjas y herrerías.

La revolución industrial, que tuvo lugar en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII, repercutió  notablemente en el campo de la metalurgia. 

Pues empezó a obtenerse acero fundido valiéndose del crisol y, al quemar parte del carbono existente en el hierro colado, se llegó a la producción de hierro dulce o acero. 

En el siglo XIX se perfeccionaron todos estos procedimientos y aparecieron otros nuevos, empleados aun en la siderurgia actual. 

De oficio artesanal

a industria manufacturera

La herrería se convirtió de un oficio artesanal a una industria manufacturera que se introdujo en todas las áreas de acción del hombre e invadió todos los rincones del hogar. 

Las puertas de acero brindan protección a una gran cantidad de hogares, poniendo de manifiesto la creatividad y la destreza del herrero que las elabora; así como las rejas, balcones, protecciones y ventanas de hogares, negocios e industrias. 

La herrería ha entrado de lleno a invadir los espacios donde el hombre habita y se desarrolla; embelleciendo su espacio.

Una de las ventajas de las que goza hoy el herrero, es que gracias a la siderurgia hay una gran variedad de productos en el mercado que le ahorran el trabajo de moldear sus piezas, mismas que puedes encontrar en Ansacero.

Soleras, varillas cuadradas y redondas en diferentes medidas, remates para columnas y postes de rejas. 

Entre más detalles se encuentren en la pieza de hierro más tiempo y trabajo se requiere; y por lo tanto, su valor es más alto, pero a la vez el resultado es más atractivo. 

Es por esto que la herrería debido a la habilidad y creatividad que se requiere para su desempeño se ha convertido un arte. 

Recibe nuestro newsletter