El Monumento a la Revolución es una estructura icónica en la CDMX.

La Puerta de los Leones de Chapultepec da la bienvenida a los visitantes.

Estos referentes de la CDMX tienen un pasado en común: su escultor.

El escultor francés Georges Gardet recibió el encargo del arquitecto Henri Jean Émile Bénard de realizar un par de leones de bronce para la escalinata magna del Palacio Legislativo Federal.

Este inmueble, solicitado por el presidente Porfirio Díaz no pudo ser concluido, aunque sí se colocó la primera piedra el 23 de septiembre de 1910.

Con el paso de los años y después de distintas variaciones, se terminó de construir el Monumento a la Revolución.

Para convertirse en un ícono de la CDMX que fue proyectado en estilo clásico con gran influencia renacentista y que estaría decorada en ónix y mármol.

La estructura estuvo abandonada por casi 20 años hasta que el arquitecto Carlos Obregón Santacilia tuvo la idea de convertirla en un monumento y construir en su sótano un Museo de la Revolución.

Las cuatro esculturas -dedicadas a la paz, la elocuencia, la juventud y la verdad-, fueron destinadas al Palacio de las Bellas Artes, el águila que coronaría la cúpula es el remate de la pirámide del Monumento a la Raza.

Notas destacadas:

Datos curiosos del Monumento a la Revolución

Herrería artística: Cómo embellecer puertas, escaleras y rejas forjando el metal

NFL: Conoce a los arquitectos del Raymond James Stadium, sede del Super Bowl 2021

Puerta de los Leones de Chapultepec

Los leones fueron llevados a la entrada principal del Bosque de Chapultepec, conocida como la Puerta de los Leones, que fue inaugurada el 17 de septiembre de 1921.

Estas dos esculturas de bronce en forma de león se levantan sobre pedestales de granito importado de Alemania.

Bénard a Gardet pidió que las figuras felinas debían seguir la idea que había alcanzado el escultor Antoine Louis Bayre.

Bayre tuvo una formación artística multidisciplinaria antes de sobresalir como escultor animalista.

A sus obras logró imprimirles características que las hacían ver totalmente reales, mientras que anteriormente lucían como figuras del paisaje.

Aunque se trata de la entrada principal al Bosque de Chapultepec no todos sus visitantes entran por ahí, debido a que mucha gente llega al bosque por la salida del Metro Chapultepec que está más cerca del Altar a la Patria.

A la Puerta de los Leones puedes llegar muy fácilmente si te bajas en la estación Chapultepec de la Línea 7 del Metrobus, pues llegas a la Estela de Luz y enfrente verás la monumental hermosa puerta y sus leones guardianes.

Recibe nuestro newsletter