El mundo guarda todavía rincones sorprendentes donde la arquitectura tiene mucho que ver para lograr darles un apariencia mística y sorprendente. Uno de esos casos es el de la isla alemana de Wilhelmstein, construida de forma artificial en el lago Steinhuder Meer (situado al noroeste de la ciudad de Hannover) y que destaca por su belleza y por su peculiar forma cuadrada. La misma fue mandada construir hace más de 300 años por el Duque Guillermo de Schaumburg-Lippe.

En un principio este lugar fue una fortaleza compuesta por 16 pequeñas islas que luego fueron unidas entre sí hasta conformar el actual complejo. Su construcción tenía como objetivo servir como defensa del duque en caso de ataque y en toda su vida sólo la tuvo que utilizar en una ocasión. Hoy la isla es una academia militar, además de albergar un museo al que llegan turistas cuando el tiempo lo permite. 

También te puede gustar:

Estructuras misteriosas alrededor del mundo

¿Qué es la arquitectura efímera?

Recibe nuestro newsletter