Un genio lo es sin necesidad de ostentar título alguno. Su imaginación y creatividad están más allá de alguna distinción académica que más bien les es incómoda a las grandes mentes. En esta ocasión hablaremos de cuatro arquitectos  que pasaron a la historia dentro de esta corriente artística sin haber concluido alguna carrera universitaria. 

Louis Sullivan 

Se graduó de la secundaria con dieciséis años de edad en 1872. Después ingresó en el Instituto de Massachusetts de Tecnología, la única escuela americana de arquitectura en ese entonces. Estaba una impaciente por hacer sus propias obras que abandono los estudios y se fue cono aprndeiz de dos grandes figuras de la arquitectura de los Estados Unidos: el arquitecto Frank Furness en Filadelfia, y el arquitecto-ingeniero William Le Baron Jenney. La falta de educación formal no le impidió entrar a la historia como un genio. 

Frank Lloyd Wright  

“El mayor arquitecto americano de todos los tiempos”. Así fue denominado por el Instituto Americano de Arquitectos en 1991. Después de dejar la universidad ante su desilusión por la educación, trabajó como asistente del arquitecto J.L. Silsbee. Pasó a la historia como uno de los grandes innovadores de la arquitectura de su nación. Dijo: “la educación, por supuesto, siempre se basa en lo que era. La educación te muestra lo que ha sido y te deja hacer la deducción en cuanto a lo que puede ser. La educación tal como lo perseguimos no puede profetizar, y no lo hace”. 

Le Corbusier 

Su profesor de historia del arte, Charles L’Eplattenier, insistió en que Le Corbusier se convirtiera en arquitecto y ayudara a asegurar su primera práctica en proyectos locales. Sin embargo, nunca lo hizo de manera formal. Mejor se dedicó a viajar por ciudades como Atenas, Venecia, Viena y Múnich, mientras aprendía brevemente en varias oficinas de arquitectura. 

Luis Barragán

El gran genio mexicano es otro de los personajes que no tenían título como arquitecto y aun así brilló a nivel mundial con creaciones que le han hecho pasar a la historia. Ferdinand Bac y Le Corbusier fueron inspiraciones y mentores de los cuales aprendió el oficio en el cual pasó a la historia como uno de sus máximos exponentes. 

También lee:

Formas en las que la arquitectura afecta o favorece ante la lucha del covid-19

5 programas sobre arquitectura en Netflix que nos muestran los milagros de la materia

Recibe nuestro newsletter