Existen algunas cintas de terror donde el paisaje urbano y los lugares donde se llevan a cabo sus historias forman parte vital de su atmósfera, casi como si se trataran de un personaje adicional. La arquitectura en las siguientes películas es tan hermosa como espectral y, sin duda, ha contribuido para el éxito de estas producciones. Velas si te consideras en auténtico seguidor de ambas manifestaciones artísticas. 

The Shining (1980)

La pesadilla más sublime y oscura de Stanley Kubrick transcurre en un elegante hotel enclavado en las Montañas Rocallosas del estado de Colorado. 

Cube (1997)

La aterradora experiencia de esta cinta se desarrolla en un cubo capaz de cambiar de formas y  tamaño. Una pesadilla surrealista que te encantará por su delirante escenario.

Alien (1979)

Una excelente combinación entre ciencia ficción y terror que se lleva a cabo en el interior de una nave que parece más un castillo gótico o una fortaleza medieval que un milagro de la ciencia. 

The house on Haunted Hill (1959)

Este excelente cinta de horror sobrenatural tiene lugar en una mansión de arquitectura victoriana que contribuye a hacer de esta cinta una elegante pesadilla.

Rosemary´ s Baby (1968)

Se trata de una de las películas más aterradoras de todos los tiempos. Gran parte de su atractivo es el sitio donde se lleva a cabo: el edificio Dakota en pleno centro de Nueva York, un edifico construido en el año de 1884 y perfecto ejemplo de la arquitectura estilo renacentista alemana.  

También te puede interesar:

5 obras literarias que todo amante de la arquitectura tiene que leer

Luis Barragán y otros 3 arquitectos que no tenían título y pasaron a la historia como grandes genios

Recibe nuestro newsletter