Las artesanías prehispánicas están siendo apreciadas como se debe, un ejemplo de esto es el hecho de que se implementan técnicas de alfarería y carpintería básica como diseño en la arquitectura moderna. Tanto dezeen como el portal revistaad se menciona como la cerámica y el barro vidriado con diseños artesanales forman parte de las tendencias para este año.

Pero además, los colores cálidos y oxidados están tomando mucha fuerza, según Residencemagazine el verde oliva, ocre y marrón pintan como protagonistas este año en cuanto a diseño de interiores. Pero estos no se deben usar solos, se debe encontrar un balance entre estos y colores claros, como blanco o beige.

Inspiración en la arquitectura mexicana:

Como mencionamos antes la arquitectura en México, se ha adaptado a las necesidades del mundo moderno. Par este conteo primero hablaremos de dos obras creadas por el arquitecto Luis Barragan.

Este artista gano el premio Pritzker en 1980 y se inspiro en el México colonial para crear sus obras. 

Un claro ejemplo de esto, es su casa ubicada en los números 12 y 14 de la calle de General Francisco Ramírez en la Ciudad de México. Su exterior cuenta con colores muy tradicionales y el concreto aplanado le da un toque simple pero armonioso con el resto.

Sus características a resaltar son; el amarillo y naranja que se ubican en su esquina superior, además, la torre blanca que se utiliza como deposito de agua complementa muy bien con la silueta de la casa.

En la entrada del fraccionamiento residencial en Ciudad Satélite, se ubican 5 torres que sirven como motivo distintivo. Estas son de concreto, con una planta triangular y diferentes colores y altura.

¡Qué nadie te diga que el mundo no es color de rosa!, pues en Tulum se encuentra un complejo de apartamentos con estuco pigmentado en rosa. Para este la firma Reyes Ríos+Larrain Arquitectos busco contrastar los bolsillos de las vegetación.

Mi querido Tulum resalta por sus sorprendentes senderos que deambulan por el patio, cuando con un área de descanso con techo de paja que que te permite disfrutar del aire libre.

En otro punto de la ciudad, podemos encontrar el Hotel Camino Real de Polanco, obra del arquitecto Ricardo Legorreta. Esta obra casi no es lo que vemos hoy, pues el cliente tenia planeado un conjunto de torres.

Legorreta buscaba algo que representará la cultura mexicana, es así que realiza un diseño de altura baja y colores cálidos. Al igual que Barragan retoma la tradicional arquitectura mexicana al implementar muros aplanados y grandes espacios y te recibe con el color rojo como su imagen de presentación.

Nuestro siguiente ejemplo se ubica en Naucalpan, Estado de México. Parque Toreo, fue diseñado por Javier Sordo Madleno, que tenia el propósito de crear un gran espacio urbano que integraría diferentes usos.

En este se encuentra un hotel y tres edificios corporativos, además del centro comercial. Todos es armonía junto con la vegetación, que permiten una atmósfera balanceada y un lugar de encuentro e interacción social.

Por último te contamos sobre la Biblioteca Central de la Ciudad Universitaria de la UNAM. Esta obra resalta por los murales de juan O` Gorman, que se encuentran en su fachada.

Además de Gorman, también Gustavo Saavedra y Juan Martínez Velasco participaron para integrar elementos arquitectónicos, escultóricos y pictóricos.

Recibe nuestro newsletter