El acero es una mezcla de hierro y carbono, capaz de soportar grandes esfuerzos o pesos sin romperse. También es flexible, se puede doblar hasta ciertas fuerzas. Por lo que los hace resistente por un terremoto.

Tiene plasticidad, doblarse sin romperse esta se dobla lo que da tiempo de desalojar el edificio durante un derrumbe, además conduce la electricidad y tienen un punto alto de fusión y ebullición

A diferencia del concreto, el acero reduce el peso de determinadas estructuras hasta un 30 por ciento.

El acero en la arquitectura:

Las estructuras metálicas son más ligeras, precisan una menor profundidad de la cimentación y está disponible en gran cantidad de tamaños y formas, lo que facilita y disminuye el tiempo en la construcción.

El acero es reciclable y permite modificaciones y/o ampliaciones de manera más sencilla que otros materiales habitualmente utilizados.

Recibe nuestro newsletter