Él es el herrero más famoso del mundo gracias a sus más de 90,600 suscriptores en YouTube.

Ramón Recuero Ibáñez quedó hipnotizado por la herrería cuando aún era un niño.

En su canal de YouTube explica la técnica tradicional de la forja. 

Ramón Recuero Ibáñez es un español que se gana la vida gracias al fuego y al martilleo: es herrero y uno muy famoso, pues comparte su conocimiento en YouTube.

A los once años Ramón solía pasar por la Escuela de Arte y Oficios de Ciudad Real y miraba por la ventana al maestro Efraín.

“Un día me ofreció pasar y me dejó dar martillazos a un yunque”, relata Recuero, en entrevista para el periódico El País.

“Estuve tres años yendo todas las tardes de extranjis porque no tenía la edad para estar allí. Después, Efraín comenzó a enseñarme forja tradicional. Yo no me daba cuenta, pero lo que él trataba de hacer era dejar en un chaval todas las técnicas antiguas que se estaban perdiendo para preservarlas”, explica el herrero.

Sabiduría milenaria que

comparte en YouTube

Ramón Recuero decidió compartir todo su conocimiento adquirido tras 45 años de investigación y trabajo con el metal para que no se pierda una técnica que fue empleada desde hace más de 500 años. 

Actualmente, su canal oficial cuenta con 90 mil 600 suscriptores lo que le ha permitido ser reconocido a nivel mundial.

Su éxito ha sido tan grande que abrió una escuela presencial en su casa-taller en San Antonio, Toledo.

Este pueblo español que ya estaba prácticamente deshabitado comenzó a poblarse tras la llegada del herrero en 1990. 

Desde entonces ha mantenido abierto su negocio de productos de herrería artesanal que ahora vende por internet.

“Al principio pensé que la forja no tenía futuro y decidí ir a la universidad, pero al poco tiempo me percaté de que había muchos alumnos para ser ingenieros agrícolas. Así que me fui a Toledo a practicar con otros herreros”, narra Recuero. 

Empezó a viajar por España y el extranjero para aprender de otros artesanos.

Con el tiempo decidió establecer su propio taller: “me fui con 30 libros de forja, un yunque y un martillo”, resume sobre su llegada a San Antonio, un poblado de tan solo 16 casas cuando llegó en los años 90. 

Solo quedaba una familia en la provincia de Toledo y decidieron quedarse al conocerlo; después de eso, un artesano, un ceramista y un carpintero siguieron sus pasos y establecieron sus talleres. 

Notas relacionadas: 

Conoce las Normas en México para trabajar la herrería

Datos curiosos del Monumento a la Revolución

Herrería artística: Cómo embellecer puertas, escaleras y rejas forjando el metal

Una crisis económica lo lanzó a la fama

La crisis económica de 2008 afectó a su oficio de herrero. No tenía trabajo suficiente para él y sus dos trabajadores. 

La desesperación lo llevó a comprar una cámara para subir videos a Youtube. “No lo había hecho en mi vida, pero quería colgar todas las técnicas que conocía para que no se perdieran”, narra Recuero.

Tras compartir sus primeras clases en 2011 las visitas a su canal oficial comenzaron a crecer sin parar. 

Una vez superada la crisis económica sus clientes volvieron a solicitarle trabajos y también recibió solicitudes para aumentar sus clases por internet. 

Actualmente sus clases online las siguen personas de todo el mundo como: Rumanía, Croacia, Dubái, Suecia, Noruega, Alemania, Inglaterra, Italia y por supuesto de Latinoamérica.

La fama alcanzada por su canal de YouTube lo ha llevado a viajar para compartir su conocimiento incluso en otros países como Chile.

La curiosidad es la enseñanza más grande que le deja a cada uno de sus alumnos que lo siguen, pues los incita a descubrir cómo crear piezas que nadie les ha enseñado a elaborar. 

Recibe nuestro newsletter